Terapia Cognitivo-Conductual

· Una psicoterapia basada en la evidencia

Es una de las terapias más usadas para mejorar la salud mental, ya que tiene un fuerte respaldo de evidencia científica. Se centra en los síntomas y en los problemas que tienen actualmente los pacientes y hace al individuo partícipe del aprendizaje de estrategias de afrontamiento. Entre sus estrategias destacan resolver problemas recurrentes, modificar hábitos que entorpecen nuestra vida diaria, cambiar conductas, pensamientos, actitudes erróneas, etc. Determinados patrones de pensamientos tienen efectos adversos sobre nuestras creencias, emociones y conducta. Por estos motivos solemos trabajar con la reestructuración cognitiva. Así mismo hacemos uso de esta terapia en la prevención de las recaídas.

Las Terapias Cognitivo-Conductuales se centran en la vinculación que existe entre el pensamiento y la conducta, recogiendo aportes de distintas corrientes dentro de la Psicología Científica. Combinan las técnicas de reestructuración cognitiva, de entrenamiento en relajación y otras estrategias de afrontamiento y de exposición. En el proceso terapéutico el objetivo será aprender diversas estrategias y técnicas para modificar creencias y aquellos hábitos, conductas y pensamientos que no son funcionales para nuestra vida diaria. Para ello haremos un trabajo en modificación de conductas desadaptadas, entrenamiento en habilidades sociales, técnicas de exposición, modelado o la ya mencionada reestructuración cognitiva. Nuestro objetivo será reducir ansiedad, manejar los cambios de humor, prevenir recaídas, abandonar adicciones, trabajar los trastornos alimenticios, y otros tipos de problemáticas en la salud mental.