Sexología

· La salud sexual

Es la especialidad que se ocupa de intervenir sobre las dificultades y los trastornos sexuales cuyo origen sea psicológico, aspecto que puede llegar a abarcar hasta el 95% de las diferentes problemáticas de salud sexual. Para ello, se estudia el caso desde la individualidad y desde la pareja, para observar la funcionalidad, sus características y sus aspectos disfuncionales.

¿Por qué debemos acudir al sexólogo? La mayoría de disfunciones relacionadas con la salud sexual suelen ser de origen psicológico, a saber: problemas de erección, anorgasmia, eyaculación precoz, falta de deseo, etc.
¿Qué actividad desarrolla el sexólogo? Su papel consiste en modificar las actitudes disfuncionales y establecer pautas conductuales de cara a la solución de los problemas sexuales y a la mejora experiencial de la vida sexual, para lo que se necesitará una evaluación acerca de la misma donde se aprecien los aspectos deficitarios y los saludables.

Se interviene sobre: vaginismo, dispareunia, eyaculación precoz, anorgasmia, disfunción eréctil, evitación sexual, deseo sexual hipoactivo, vulvodinia, síndrome de vestibulitis vulvar, etc.