Psicología de la Salud

· Los Trastornos Psicosomáticos.

La psicología de la salud se encarga de prevenir las enfermedades, evaluar e intervenir sobre las mismas y, finalmente, investigar su desarrollo y mantenimiento en relación con los factores psicológicos. Así, una persona puede contribuir a mantener y/o cronificar muchos procesos de enfermedad mediante un proceso psicosomático mediante el cual la enfermedad se ve relacionada en gran medida por conflictos psicológicos, así como problemas o circunstancias desfavorables tanto familiares como sociales y/o profesionales. Estos aspectos psicosociales, en cuya base se encuentran factores experienciales como son una gestión emocional ineficaz e incluso la presencia de un trauma, pueden generar un elevado estrés y afecto negativo que, a su vez, pueden alterar el sistema inmune de modo que el tratamiento más adecuado consiste en una intervención multidisciplinar en la que tanto el psicólogo como el profesional de la medicina han de estár presentes.

Ejemplos de referencia incluyen la fatiga crónica, enfermedades reumáticas, dolor crónico, trastornos alimentarios, problemas ginecológicos, fibromialgia, trastornos digestivos, intestino irritable, enfermedad de Crohn, dispepsia, colitis ulcerosa, trastornos cardiovasculares, patrón de conducta tipo A, enfermedades dermatológicas y diabetes, entre otras, y cuyos efectos psicológicos provocan inestabilidad emocional, ansiedad, miedos, falta de autocontrol, desmotivación, depresión, dificultades de adaptación, alteraciones en la memoria, problemas de sueño, etc.

En Saudade Psicología atendemos aquellos aspectos corporales del paciente a partir del conjunto de síntomas, teniendo presente su biología, su condición psicológica, su estado de salud y sus circunstancias sociales y culturales.